¡Mamá, quiero ser futbolista!

Por Xavi Riera. Técnico y scouter. Actualmente el fútbol es, sin duda, el deporte que mayor arraigo tiene en la población; en este sentido es una de las actividades de masas más importantes, de las que mayor cantidad de personas reúne y es la preferida por una gran parte de la población independientemente del país donde vive, su nivel escolar o su religión. Hoy en día es la profesión más deseada y valorada entre los más pequeños. Hay aproximadamente 800.000 futbolistas federados en España, y sabiendo que en primera división sólo existen unas 500 licencias, equivale a que sólo un 0,06% de los futbolistas federados llegarán a la máxima categoría, y por tanto a vivir del futbol. Estas cifras nos muestran la dificultad que conlleva llegar a ser futbolista profesional. Cuántas veces hemos sentido lástima en aquél que confía su suerte en la lotería y al mismo tiempo hemos apoyado (directa o indirectamente al no hacer nada) a aquél niño que destacando en su equipo en una corta edad deja los estudios para centrarse en el mundo del futbol porque “el tren sólo pasa una vez”… Ser futbolista requiere mucho esfuerzo y sacrificio, tanto físico como mental, requiere un alto cuidado de tu cuerpo, una dieta adecuada, unos hábitos concretos, etc… Pero nunca se debe olvidar la formación (personal y académica), en la lucha por ser futbolista. Son conceptos totalmente compatibles. Respiro futbol, siento el futbol como una parte muy importante de mi vida, lo he vivido en el césped y más tarde en los banquillos, y hay que dejar a los niños soñar, pero que recorran el camino de sus sueños acompañados de la formación personal y académica para sentirse más fuertes y más seguros en su trayectoria en el mundo del futbol y en la vida.

About the author:

2 comment on “¡Mamá, quiero ser futbolista!”

  1. Guillermo D' Abbieri,

    Muy buenas
    Soy el papá de un niño de 8 años, niño que este deporte lo realiza desde lo realiza des de los 3 añitos. Con su madre pensábamos que era temporal y lo dejaría. Hoy le apisona entrenar y jugar. Se imagina en grandes equipos. Pero como la madre y yo le inculcamos el estudio. Que se aplique al 100% en todas sus tareas y controles.
    Pero esas palabras la pronuncia una y otra vez, tanto como en una charla y también el solo. Quiero ser futbolista.
    Le apoyamos en que lo que el quiera ser en la vida, que lo aga, y que nunca se deje de bajar la guardia. En el estudio y el deporte.
    Hay un dilema su madre, no quiere esta profesión para el niño, porque es mucho sacrificio y sufrimiento.
    Si tienes unas palabras bajo tu experiencia, te las agradecería.
    Saludos Guillermo.

    1. Francesc Valdivieso,

      Hola Guillermo, no solamente como asesor, sino como padre también, la formación académica no debe de desaparecer de los valores con los que le estáis educando. Tiene que entender que para llegar a ser futbolista no debe nunca de abandonar su formación de estudios, imprescindible para su futuro. El fútbol tiene una vida corta y mientras se dedique, lo ha de pasar bien, ser feliz y que no se sienta presionado. La mamá, aún teniendo razón, tiene que saber que el fútbol, como deporte, también le servirá como motivación, equilibrio y cierta disciplina en ámbitos donde no llegamos, a veces, los papas.
      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies